sábado, 21 de agosto de 2010

Mujeres del mundo verificaron impactos de militarización y fumigaciones en el Valle del Río Cimitarra

El día 18 de agosto arribó al corregimiento de Cerro Azul, municipio de San Pablo del Sur de Bolívar, la Misión de Observación Internacional de Mujeres y Pueblos de las Américas contra la Militarización integrada por delegados del movimiento de no bases, de la marcha mundial de mujeres, de la Red Europea de Hermandad y Solidaridad con Colombia, del Espacio de mujeres del frente Darío Santillan, y de algunas organizaciones feministas y medios de comunicación alternativos.

Con la ambientación de un aeropuerto militarizado como se encuentra el de Barrancabermeja, fumigaciones en los últimos días, intentos de detenciones ilegales y señalamientos como guerrilleros a los campesinos que se atreven a hacerles caer en cuenta que las detenciones son una ilegalidad, el día 18 de agosto arribó al corregimiento de Cerro Azul, municipio de San Pablo del Sur de Bolívar, la Misión de Observación Internacional de Mujeres y Pueblos de las Américas contra la Militarización integrada por delegados del movimiento de no bases, de la marcha mundial de mujeres, de la Red Europea de Hermandad y Solidaridad con Colombia, del Espacio de mujeres del frente Darío Santillan, y de algunas organizaciones feministas y medios de comunicación alternativos, provenientes todos ellos de países como México, Alemania, Salvador, Ecuador, Argentina y España.

El 19 de agosto la Misión se reunió con las comunidades del corregimiento de Cerro Azul, de las veredas Las Colinas, San Juan Medio, que sumaron cerca de 40 personas y escuchó la problemática desde las víctimas de las fumigaciones, la militarización y el abandono estatal en materia de vías, seguridad alimentaria, salud y educación.

Luego de este encuentro la Misión tuvo una reunión especial con las mujeres de las comunidades presentes, la misma se realizó con un total de 26 participantes, en donde se compartieron experiencias y sentimientos de cómo las mujeres y sus familias resisten en medio del terror, el miedo, la intimidación, el abandono y todas las carencias que podrían ser satisfechas con políticas públicas dirigidas hacia la consecución de la paz y no de acciones que sólo alimentan la guerra y la muerte. En la tarde de ese mismo día la Misión fue testiga de unos sobrevuelos que fueron realizados por parte de por lo menos tres helicópteros durante más de media hora.

Posteriormente, las delegaciones se trasladaron a una de las fincas cercanas en donde pudo observar las consecuencias de las fumigaciones. Allí se encontraron con diez hectáreas de pastos nuevos, un sembrado de ahuyama, y otro de lo que conocemos como "estropajo" completamente muertos por el veneno proveniente del Plan Colombia, para el que el gobierno nacional insiste en buscar financiación de Estados Unidos y satisfacer intereses muy particulares de las empresas multinacionales.

Finalmente se cerró la jornada con un partido de fútbol, muy nutrido en participación femenina, en donde se entremezcló la misión y el comité de deportes de mujeres del corregimiento de Cerro Azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada